PROYECTO DE MODERNIZACION TRIBUTARIA Y LOS DOS VOTOS QUE MARCARON LA DIFERENCIA.


Cuando existen parlamentarios a los que “les da lo mismo la opinión de los ciudadanos”

El proyecto llamado “modernización tributaria” obedece a una presión de los mayores gremios corporativos del país, como son la Sociedad Nacional de Agricultura, la Confederación de la Producción y el Comercio, la Asociación de Bancos, la Cámara Chilena de la Construcción, entre otras, con el fin de rebajar sus impuestos y terminar con el régimen vigente y volver atrás en materia de recaudación con impacto directo en el gasto público y la inversión social. La idea del gobierno se ha presentado como una ayuda para las Pymes y la clase media, pero que no va en beneficio de estos sectores.


Esta reforma tributaria no reduce la desigualdad, al contrario, la modificación apunta a una mayor concentración de fortunas en Chile. No existe un impuesto a la riqueza, a las utilidades excesivas de los bancos, del sistema financiero, quienes son los principales sectores que contribuyen al aumento de la desigualdad


La justificación de que este sistema integrado permitirá ahorrar a las grandes compañías y reinvertir sus utilidades es otra falacia ya que esta reserva (verdadera elusión legal) es destinada principalmente a la compra de bienes raíces o simplemente se sacan los dineros y se colocan en paraísos fiscales. No todo el dinero recaudado va a mejorar la infraestructura de las compañías y por otra parte no se tocan las grandes utilidades que tienen las ISAPRES, AFPs ,el sector rentista, los bancos, aseguradoras y la minería privada entre otros.


Cuando existen parlamentarios a los que “les da lo mismo la opinión de los ciudadanos” y en forma soberbia desconocen acuerdos firmados días antes por toda la oposición, es necesario que los ciudadanos definan cuál es su posición respecto a las políticas del gobierno del empresario Sebastián Piñera.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *